Manual de buenas prácticas para la Prevención de Riesgos Laborales en Instalaciones Deportivas - Metodología

(4 votos)
Indice del artículo
Manual de buenas prácticas para la Prevención de Riesgos Laborales en Instalaciones Deportivas
Legislación y modelos
Metodología
Referencias
Anexo: Riesgos derivados de los puestos de trabajo
Todas las páginas

3 METODOLOGÍA

Hasta este momento, hemos visto la necesidad de implantar un sistema de gestión para la prevención de riesgos laborales. En este apartado veremos qué comprende un sistema de prevención de riesgos y, dada su importancia, nos centraremos en la evaluación de riesgos laborales.

3.1. Sistema de prevención.

En primer lugar, es necesario destacar que la integración de la actividad preventiva en la empresa debe llevarse a todos los niveles jerárquicos y a todas las actividades de la misma. Como instrumento para conseguir implantar la gestión preventiva en el sistema de gestión general de la empresa, se debe implantar y aplicar un plan de prevención de riesgos laborales que incluya la estructura organizativa, las responsabilidades, las funciones, las prácticas, los procedimientos, los procesos y los recursos necesarios para realizar la acción de prevención de riesgos en la empresa.
Dentro del plan de prevención de riesgos laborales adquiere gran importancia la evaluación de riesgos laborales, a partir de la cual se deberá desarrollar la planificación de la actividad preventiva.

El sistema de prevención deberá contener los siguientes documentos:

  • Un manual de prevención de riesgos en el que se incluyan:
    • Las políticas en materia de prevención de riesgos laborales.
    • Los objetivos planteados para esta función.
    • La organización establecida, los recursos humanos, técnicos y económicos asignados.
  • Los procedimientos generales sobre prevención de riesgos laborales.
  • La existencia de instrucciones de trabajo para aquellas tareas con riesgos especiales.
  • La existencia de registros documentados que permitan el control de acciones que ponen en práctica y perfeccionar el sistema.

3.2. Evaluación de riesgos laborales.

Para proceder a realizar la evaluación de riesgos laborales, procederemos en 3 etapas:

3.2.1. Identificar todos los espacios de la instalación

Para poder detectar todos los riesgos es necesario considerar todos los espacios de nuestra instalación.
Los espacios más habituales que podemos encontrar en una instalación deportiva son:

  • Instalaciones generales y zonas de tránsito.
  • Salas de ejercicio con maquinaria.
  • Salas de clases colectivas.
  • Piscinas, zonas de spa y balnearios.
  • Aseos y vestuarios.
  • Almacenes.
  • Salas de calderas

3.2.2. Identificar todos los puestos de trabajo.

En el proceso de evaluación de riesgos, debemos identificar todos los puestos de trabajo existentes en nuestra instalación así como cuáles son sus tareas y en que espacios se llevan a cabo.

Los puestos de trabajo más habituales que podemos encontrar en una instalación deportiva son:

  • Monitor de actividades.
  • Puestos de agua.
  • Fisioterapeuta y masajista.
  • Atención al cliente y recepción.
  • Limpieza y mantenimiento.

3.2.3. Analizar los riesgos posibles.

Teniendo en cuenta los espacios de nuestra instalación y los puestos de trabajo existentes, todos ellos identificados previamente, procederemos a realizar un análisis de los riesgos que podemos encontrarnos asociados a cada puesto de trabajo en los diferentes espacios.

Los riesgos genéricos que se producirán en una instalación deportiva de manera más habitual son:

  • Caídas al mismo nivel.
  • Caída de objetos en manipulación.
  • Golpes contra objetos inmóviles.
  • Atrapamientos por o entre objetos.
  • Ruido.
  • Afecciones laríngea o faríngea.
  • Carga mental.
  • Riesgo biológico.
  • Riesgo químico.
  • Posturas forzadas

En la siguiente tabla podemos ver qué riesgos pueden afectar a cada puesto de trabajo generalmente:


PUESTOS DE TRABAJO

Monitor Actividades

Puestos de Agua

Fisioterapeuta y Masajista

Atención al cliente y Recepción

Limpieza y Mantenimiento

Caídas al mismo nivel x x x x x
Caída de objetos en manipulación x


x
Golpes contra objetos inmóviles x x x x x
Atrapamientos por o entre objetos x


x
Ruido x x

x
Afecciones laríngea o faríngea x x


Carga mental x
x x
Riesgo biológico
x x

Riesgo químico
x x
x
Posturas forzadas

x x x

La información obtenida de este proceso nos permitirá tomar las medidas adecuadas para evitar dichos riesgos o reducirlos a niveles aceptables.

3.3. CAUSAS Y MEDIDAS PREVENTIVAS DE LOS RIESGOS

A continuación describiremos para los riesgos definidos en 3.2.3 las causas más habituales y algunas medidas preventivas que podemos adoptar.

3.3.1. Caídas al mismo nivel.

CAUSAS:

  • Mala colocación y desorden de mobiliario, aparatos, utensilios y equipos de trabajo.
  • Distracciones y descuidos.
  • Presencia de líquidos derramados y condensación de humedad en superficies resbaladizas.
  • Falta de coordinación con otros usuarios.
  • Presencia de cables eléctricos en zonas de paso de almacenes, zonas de recepción, etc.
  • Falta de señalización en zonas de tuberías e instalaciones que atraviesan zonas de paso

MEDIDAS PREVENTIVAS:

  • Cuidar que la distribución de aparatos y mobiliario sea la adecuada.
  • Dotar las instalaciones de suelos antideslizantes.
  • Avisar al servicio de limpieza para la retirada de derrames.
  • Instalar barandillas en zonas de desnivel y escaleras.
  • Evitar que haya cables u otros objetos atravesando la zona de paso.
  • Señalización de elementos.
  • Recoger y ubicar adecuadamente herramientas y equipos tras el uso.

3.3.2. Caída de objetos en manipulación.

CAUSAS:

  • Falta de conocimiento y experiencia.
  • Distracciones y descuidos.
  • Estado inadecuado de equipos, herramientas, etc.
  • Elevado ritmo de trabajo.

MEDIDAS PREVENTIVAS:

  • Informar a los usuarios de la manera correcta de utilización y manejo de los aparatos así como para su transporte.
  • Realizar revisiones periódicas del buen estado de los equipos utilizados.
  • Prestar la debida atención cuando se utilicen los aparatos y utensilios.
  • Adecuar el tiempo de trabajo a las necesidades de cada tarea.

3.3.3. Golpes contra objetos inmóviles.

CAUSAS:

  • Distracciones y descuidos.
  • Mala organización y distribución de los utensilios, mobiliario, máquinas, etc.
  • Dimensiones insuficientes de las zonas de tránsito como pasillos.
  • Falta de señalización de elementos de instalaciones.
  • Espacio insuficiente para la realización de labores de mantenimiento, limpieza, etc.
  • Elevado ritmo de trabajo.

MEDIDAS PREVENTIVAS:

  • Distribuir adecuadamente los aparatos, mobiliario, maquinaria y equipos.
  • Mantener la atención durante el tránsito.
  • Utilización de calzado adecuado.
  • Señalizar adecuadamente los elementos y que entorpezcan la zona de paso.
  • Espacio suficiente en zonas como almacenes, salas de calderas, etc.
  • Adecuar los tiempos de trabajo.

3.3.4. Atrapamientos por o entre objetos.

CAUSAS:

  • Desconocimiento del modo correcto de utilización.
  • Distracciones y descuidos.
  • Ajuste inadecuado de equipos a las características del usuario.
  • Estado inadecuado de máquinas o partes de las mismas.
  • Ausencia de elementos de protección adecuados de las partes móviles.

MEDIDAS PREVENTIVAS:

  • Informar de la forma correcta de utilización de máquinas y equipos.
  • Mantener la debida atención en la utilización y reparación de los aparatos.
  • Cuidado en el montaje y regulación de los diferentes equipos.
  • Llevar a cabo revisiones periódicas y un correcto mantenimiento de máquinas, equipos y componentes.
  • Dotar a la maquinaria de elementos de protección adecuados (resguardos de las partes móviles).

3.3.5. Ruido.

CAUSAS:

  • Elevado volumen de la música que acompaña al ejercicio.
  • Exposición continuada durante toda la jornada.
  • Presencia de grupos escolares.
  • Ruido producido por el chapoteo y sistemas de llenado y vaciado de agua.
  • Ruido producido por el uso de herramientas mecánicas (taladros, sierras, etc.) utilizadas en labores de mantenimiento.
  • Elevado nivel de ruido producido en las salas de máquinas.

MEDIDAS PREVENTIVAS:

  • Regular el número máximo de usuarios de una instalación.
  • Controlar el volumen de voz.
  • Intercalar períodos de descanso en zonas con bajo nivel de ruido ambiente.
  • Utilización de materiales que reduzcan el ruido y la reverberación.
  • Cuidar el volumen de la música y apagarla entre clase y clase.
  • Revisión, mantenimiento de la maquinaria (ajuste de las partes móviles, engrase, etc.).
  • Uso de EPI en las zonas con elevado ruido y limitar el tiempo de trabajo.

3.3.6. Carga mental.

CAUSAS:

  • Tiempo insuficiente para la reparación, coordinación y planificación de actividades.
  • Atención personalizada y adaptación a necesidades de clientes.
  • Conflictos con usuarios.
  • Pluriempleo e inestabilidad laboral.
  • Trabajar a turnos y horarios de trabajo muy amplios.
  • Elevado ritmo de trabajo en ciertos momentos.
  • Monotonía y repetitividad de las tareas en muchos de los puestos.

MEDIDAS PREVENTIVAS:

  • Planificar adecuadamente los horarios de las sesiones y la carga de trabajo con antelación.
  • Prever procedimientos para posibles conflictos con clientes.
  • Formación orientada al trato con el cliente.
  • Procurar estabilidad en las condiciones de trabajo.
  • Programas de reciclaje profesional.
  • Comunicación de horarios con suficiente antelación.
  • Personal de apoyo en horas de máxima afluencia de clientes.

3.3.7. Posturas forzadas

CAUSAS:

  • Malos hábitos posturales.
    • Revisión y reparación de máquinas.
    • Limpieza.
    • Acceso a zonas complicadas.
  • Trabajo sedentario y estático (problemas ergonómicos).
  • Falta auriculares al teléfono (recepcionista).

MEDIDAS PREVENTIVAS:

  • Procurar cambiar de postura cada cierto tiempo.
  • Realizar ejercicios de estiramiento y relajación cuando se vayan a adoptar posturas forzadas.
  • Adquirir y utilizar mobiliario ergonómico.
  • Utilizar teléfonos con auriculares.