Buenas Prácticas de Accesibilidad en las Instalaciones Deportivas - Deambulación por la instalación

(4 votos)
Indice del artículo
Buenas Prácticas de Accesibilidad en las Instalaciones Deportivas
Itinerario Exterior
Acceso a la Instalación
Vestíbulo y recepción
Deambulación por la instalación
Espacios Deportivos Accesibles
La Práctica del Deporte
Vestuarios y Cuartos de Baño
Mantenimiento
Para Saber Más
Todas las páginas

Deambulación por la instalación

El diseño de las instalaciones debe garantizar la movilidad interior. Para ello, todas las áreas deportivas interiores y exteriores (salas de musculación, pistas de tenis, baloncesto, frontón, etc.) y los equipos accesibles estarán conectados a través de itinerarios accesibles y señalizados correctamente.

Los pavimentos deben ser antideslizantes y uniformes. La iluminación debe ser uniforme evitándola generación de brillos y deslumbramientos. Se cumplirán los requerimientos de resbaladicidad y de alumbrado contenidos en el Código Técnico de la Edificación (Ver CTE. Sección SU 1.Seguridad frente al riesgo de caídas. 1 Resbaladicidad de los suelos. 2. Discontinuidades del pavimento Sección Y SU 4. Seguridad frente al riesgo causado por iluminación inadecuada. 1 Alumbrado normal en zonas de circulación).

La entrada a las pistas debe permitir el acceso a personas con movilidad reducida y el pavimento debe ser antideslizante en seco y en mojado. Las pistas deberán contar con sistemas de megafonía.

Si existen graderíos para espectadores, hay que reservar plazas para usuarios de sillas de ruedas y dichas plazas deben ubicarse cerca de los baños adaptados. Se recomienda reservar una plaza por cada 200 espectadores.

Puertas

Imagen de un pomo giratorio Imagen de un pomo tipo palanca

Reserva de plazas en gradas

Imgen de un salón de actos con una zona reservada a sillas de ruedas