Buenas Prácticas de Accesibilidad en las Instalaciones Deportivas

(4 votos)
Indice del artículo
Buenas Prácticas de Accesibilidad en las Instalaciones Deportivas
Itinerario Exterior
Acceso a la Instalación
Vestíbulo y recepción
Deambulación por la instalación
Espacios Deportivos Accesibles
La Práctica del Deporte
Vestuarios y Cuartos de Baño
Mantenimiento
Para Saber Más
Todas las páginas

Introducción

Un pabellón deportivo, gimnasio, estadio o instalación deportiva cualquiera que tiene un uso público, forma parte de nuestra vida diaria, por lo que cualquier persona debe poder acercarse, acceder y desenvolverse en ellos sin ninguna dificultad. La accesibilidad integral es un requisito fundamental para que las personas con discapacidad puedan disfrutar de las instalaciones deportivas.

La accesibilidad integral de un entorno o espacio urbano ha de entenderse como una cadena de elementos que están interconectados y de cuya accesibilidad por separado depende la del conjunto. Uno sólo de esos elementos es capaz por sí solo de hacer inaccesible el conjunto. Pongamos como ejemplo más claro el caso de un acceso no adecuado, éste hace que la instalación o espacio independientemente de su diseño no sea accesible integralmente.

Por esto las recomendaciones que se deben hacer relativas a instalaciones deportivas o a cualquier otra tipología de edificación o espacio urbano hay que hacerlas desde un punto de vista global y garantizar el acceso, uso y salida en condiciones de seguridad, comodidad e igualdad por todos los usuarios.

Para que esto sea así vamos a definir de un modo general los principales puntos a observar para garantizar la accesibilidad integral de una instalación deportiva, siendo conscientes de que cada instalación tendrá sus particularidades a las que habrá que prestar atención. La norma DALCO (UNE 170001-1:2001) permite utilizar una serie de criterios relacionados con la Deambulación, Aprehensión, Localización y Comunicación para la revisión de la accesibilidad de las instalaciones deportivas.

tabla de criterios DALCO