El IBV impulsa la participación valenciana en la propuesta para crear la KIC de Vida Saludable y Envejecimiento Activo

E-mail Imprimir
(0 votos)
Logo

El Instituto de Biomecánica (IBV) ha impulsado la participación valenciana en la propuesta InnoLIFE para formar parte de la KIC de Vida Saludable y Envejecimiento Activo en colaboración con la Conselleria de Sanitat, la Universitat de València (UV) y la Universitat Politècnica de València (UPV).

Estas Comunidades del Conocimiento y la Innovación son consorcios público-privados centrados en una temática concreta e integrados por centros y empresas, entidades de excelencia que colaboran para desarrollar proyectos innovadores.

El pasado mes de febrero el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) lanzó una convocatoria para la presentación de propuestas de participación en las KIC dentro de la temática de la promoción de la salud y el envejecimiento activo cuyo plazo finalizó el 10 de septiembre.

Uno de los retos sociales más importantes para la UE es el denominado "Salud, cambio demográfico y bienestar" que tiene como objetivo lograr una mejor comprensión de las condiciones de vida que poseen una mayor incidencia sobre la salud, de la prevención de enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento, así como mejorar las innovaciones tecnológicas, organizativas y sociales de las que depende tal objetivo.

Según ha informado el director del IBV, Pedro Vera, "mediante esta iniciativa pretendemos establecer sinergias e intercambiar conocimientos con expertos en investigación e innovación, emprendimiento y formación en materia de salud a escala europea".

Consorcio europeo y Propuesta InnoLIFE
Las Comunidades de Conocimiento e Innovación (CCI, KIC en sus siglas en inglés) son parte integral del concepto del EIT y son la herramienta para conseguir sus objetivos. Se definen como asociaciones creativas y altamente integradas que abarcan la educación, tecnología, investigación, negocios y la iniciativa empresarial; están diseñadas para introducir innovaciones y modelos de innovación, así como para inspirar a otros a emularlas.

Las KIC deben involucrar, al menos, a tres organizaciones independientes de al menos tres Estados miembros diferentes de la Unión Europea, entre ellas al menos una institución de enseñanza superior y una empresa privada.
Estos consorcios europeos en el que se ha propuesto la participación de las mencionadas entidades de la Comunitat Valenciana están constituido por entidades de diferentes regiones de los estados miembros, que actúan como nodos o colocation-centres (CLC).

Concretamente, el IBV es uno de los 7 core-partner del CLC español (hay 6 a nivel europeo) y ha favorecido la participación de la Conselleria de Sanitat, la UV y la UPV según el acuerdo establecido el dos de septiembre con el objetivo de regular la coordinación de estas entidades en la KIC de Vida Saludable y Envejecimiento Activo.