La Federación Española de Pádel pone en marcha un proceso de homologación de pistas de pádel con el Instituto de Biomecánica

E-mail Imprimir
(0 votos)
Logo

El Instituto de Biomecánica (IBV) ha suscrito un acuerdo de colaboración con la Federación Española de Pádel (FEP) para asesorarle en el proceso de homologación de pistas y los elementos que la componen.

El proceso de homologación de pistas se dividirá en dos niveles. El primer nivel lo homologará la propia FEP y tendrá en cuenta aspectos dimensionales y de seguridad básica (dimensiones de la pista, regularidad de la superficie de juego, comprobación de espesores y tipo de cristales, riesgos de atrapamientos en la malla y presencia de elementos de la propia instalación que puedan suponer un peligro en la pista). El IBV llevará a cabo la homologación del nivel 2, el cual evaluará, además de los aspectos dimensionales, aquellos relacionados con el rendimiento deportivo desde el punto de vista de la interacción de la superficie de juego tanto con el jugador como con la pelota.

El acuerdo firmado ayer en la sede de la Federación en Madrid convierte al IBV en el único laboratorio encargado de la evaluación de pistas de pádel en su nivel 2 durante los próximos 4 años.

Contar con una instalación adecuada o un correcto mantenimiento de la instalación y sus elementos son aspectos que pueden influir en la satisfacción de los usuarios de la pista, ayudando a fidelizar clientes y a rentabilizar la inversión realizada por el propietario.

Según datos del Consejo Superior de Deportes (CSD), es el deporte que ha experimentado un mayor incremento en porcentaje de personas que lo practican durante el periodo 2005 -2010, aumentando casi un 300%. La práctica del pádel ha seguido creciendo y también la cantidad de nuevas pistas instaladas, que en muchos casos no cumplían unos requisitos mínimos de seguridad.